top of page

Inspírate con estos 5 consejos de cómo transformar tu pronunciación en inglés


En el emocionante viaje de aprender un nuevo idioma, uno de los aspectos más cruciales y a menudo pasados por alto es la pronunciación. La manera en que articulamos y entonamos las palabras puede marcar la diferencia entre una comunicación efectiva y una conversación llena de malentendidos. Hoy en nuestro blog, revelaremos por qué la pronunciación es fundamental en el aprendizaje del inglés y te enseñaremos algunos trucos que te ayudarán a perfeccionar tu acento.


La importancia de dominar la pronunciación en inglés.

Imagina esto: estás en una conversación cotidiana con un hablante nativo de inglés. Tienes un excelente dominio del vocabulario y la gramática, pero tu pronunciación es difícil de entender. Aquí es donde radica la importancia de la pronunciación; si la manera en que pronuncias las palabras o entonas las frases en inglés se aleja mucho de lo convencional, por más amplio que sea tu vocabulario o lo perfecta que sea tu gramática, es probable que un hablante nativo no entienda tu mensaje. La pronunciación, así como la entonación en las frases, es el pegamento que une todas las piezas del rompecabezas lingüístico. Una pronunciación clara y precisa no solo facilita la comprensión para tu interlocutor, sino que también te brinda confianza en tu capacidad para comunicarte en situaciones cotidianas y profesionales.


¿Y cómo podemos entonces transformar nuestra pronunciación para conseguir una comunicación efectiva? A continuación te revelo cinco maneras de hacerlo:

1. Cuando aprendas una nueva palabra, aprende a pronunciarla: En inglés, es importante aprender la pronunciación de cada nueva palabra. Como estudiante, ya te habrás familiarizado con el hecho de que las palabras no suenan tan literalmente como en castellano; es decir, lo que escribes en muchos casos no tiene nada que ver con cómo se dice. El inglés no es un idioma fonético como los idiomas latinos. Por lo tanto, debes memorizar la pronunciación de cada palabra al aprenderla o, cuando tengas dudas, buscarla en un diccionario en línea. Es algo normal, incluso los hablantes nativos lo hacen


2. Prueba grabarte hablando en inglés: ¿Cómo sabes cómo suenas? No siempre somos conscientes de cómo sonamos en otro idioma. De hecho, a menudo nos resulta extraño escucharnos a nosotros mismos. Sin embargo, es importante comparar nuestra pronunciación con la pronunciación estándar para poder perfeccionarla. Ten en cuenta que, al igual que en castellano, hay una diversidad de acentos entre los hablantes nativos, pero buscamos acercarnos a los más comunes o tradicionales para conseguir un mayor alcance de comprensión.



3. No pierdas ninguna oportunidad de pasar a la acción y hablar: Suelta la lengua siempre que tengas la oportunidad. En ocasiones, en tono jocoso pero con un toque de verdad, he recomendado a mis estudiantes que se ofrezcan como voluntarios en las zonas más turísticas de Barcelona para ayudar a los viajeros perdidos y así practicar su inglés. Pero si esto te parece demasiado osado, puedes unirte a clubes de conversación o participar en reuniones de intercambio de idiomas en tu región o en línea. A veces organizo eventos de este tipo, así que si te interesa, puedes suscribirte a nuestra newsletter para recibir avisos sobre nuestras próximas actividades. También puedes seguirnos en nuestras redes sociales para estar al tanto de nuestros eventos y novedades.


4. La magia de la escucha activa: Escuchar sin atención no te ayudará mucho, pero cuando la pones y tratas de entender lo que estás escuchando, ya sea en una canción o en una serie, verás cómo evoluciona tu inglés. Escuchar activamente no solo te ayudará a aprender nuevas palabras y frases en contexto, sino también a pronunciarlas correctamente. Sin duda, la escucha activa es una de las maneras más efectivas y amenas de aprender un nuevo idioma. Incluye la escucha activa en tu rutina de aprendizaje y notarás cómo esto contribuirá a transformar tu pronunciación. 


5. Pregunta cómo lo estás haciendo: Lo ideal es que alguien pueda mentorarte en este proceso, ya sean amigos que tienen un conocimiento superior al tuyo o un profesional de la enseñanza. No solo para ayudar con la pronunciación individual de cada palabra, sino también con la entonación de las frases y preguntas en inglés. La práctica y corrección en un entorno de confianza te prepararán para evolucionar y dominar tu pronunciación.


Si llevas tiempo estudiando inglés, puede que algunos de estos consejos te hayan sonado familiar, pero la magia está en aplicarlos a tu rutina de estudio. Ya verás cómo los buenos resultados te inspirarán a seguir aprendiendo.


¡Nos vemos el próximo martes en el siguiente post!


5 visualizaciones0 comentarios

Comments


whatsapp-icon-logo.png
bottom of page